Cada vez son más las personas que quieren llevar un estilo de vida saludable, y se animan a practicar deporte y a cuidar su alimentación. Incluir frutos secos en tu dieta es una muy buena elección, ya que aportan grandes beneficios a nuestra salud.

Seguro que mas de una vez has escuchado que los frutos secos engordan mucho, bien, evidentemente hay que consumirlos con moderación, y hay que tener en cuenta para una cantidad adecuada dependiendo de tu estatura y peso, y de lo que tu cuerpo queme en calorías en el día a día.

No es lo mismo una persona que tiene un trabajo físico y que además practica deporte todos los días varias horas, que alguien que trabaja sentado frente a un ordenador y practica tres horas de yoga a la semana. Creo que esto es de lógica.

También hay que tener en cuenta que para poder obtener todos sus beneficios los frutos secos hay que consumirlos crudos En el momento en que se tuestan pierden su gran mayoría de componentes, si los consumes fritos y con sal, además de perder todos sus componentes, obtendrás un aporte innecesario de grasas.

Los frutos secos son ricos en atioxidantes, contienen omega3, ayudan a reducir los niveles de colesterol ” malo ” y a aumentar el ” bueno “, aumentan las defensas en el organismo, son excelentes para reducir estrés y fatiga,. Ofrecen proteína vegetal, fibra, proteínas y sustancias bioactivas. Aportan fósforo, calcio, potasio, magnesio, hierro, zinc, selenio, cobre, entre otros. Poseen pocos hidratos de carbono.

ESTOS SON ALGUNOS DE LOS FRUTOS SECOS MÁS SALUDALES

  • Almendras
  • Avellanas
  • Anacardos
  • Cacahuetes
  • Nueces
  • Nueces de macadamia
  • Nueces de Brasil
  • Pistachos

Puedes añadir frutos secos a tus ensaladas para enriquecerlas y hacer que sean más ricas.