Aunque hoy en día existe cada vez  mas gente vegetariana y vegana, hay mucha confusión con este tema, y también sobre la diferencia entre el veganismo y vegetarianismo. Estos son dos tipos de alimentación diferentes, el veganismo además es un estilo de vida.

Lo que tenemos claro es que nuestro cuerpo necesita obtener ciertas cantidades de vitaminas, proteínas y minerales al día. La diferencia entre veganos, vegetarianos y seguidores de la famosa ” dieta mediterranea “, es que no obtienen estos complementos alimenticios del mismo tipo de alimentos.

Vegetarianismo

Las personas vegetarianas son aquellas que deciden eliminar la carne y el pescado de su alimentación. Existen varios motivos por los que un vegetariano decide dejar de consumir carne, puede ser por compasión hacia los animales, puesto que la industria ganadera maltrata y mata a los animales para que el ser humano se abastezca, y están en desacuerdo, otro motivo es por salud, ya que una dieta vegetariana es muy beneficiosa por ser fundamentalmente vegetal: plantas, vegetales, verduras, legumbres, setas, frutas, frutos secos, semillas y grano integral.

Según los alimentos que un vegetariano consume puede clasificarse en varios tipos:

  • Vegetariano estricto: su dieta está basada en vegetales, no comen huevos ni toman lácteos.
  • Lactovegetariano: su dieta está basada en vegetales además de algunos o todos los productos lácteos.
  • Lacteoovovegetariano: dieta basada en vegetales, huevos y lácteos.
  • Vegetariano parcial: su dieta está basada en vegetales, en la que a su vez pueden incluir pescado o pollo, eliminan la carne roja de su dieta, huevos y lácteos.

Veganismo

Un vegano no consume absolutamente nada que provenga del animal. Tiene total respeto por los animales y por la naturaleza, considerando a los animales seres vivos que merecen todos el mismo respeto y derecho a la vida. No solamente rechazan la carne y pescado en su dieta, también los huevos, los lácteos, la miel… Por su puesto excluyen las pieles y plumas en su vestuario y complementos.

No están a favor del maltrato animal en ningún aspecto, así que también excluyen productos de limpieza, cosmética, higiene corporal…, que para testarlos en el laboratorio utilicen a animales.

Ser vegano es saludable, pero como todo hay que hacerlo correctamente. Uno no puede decidir ser vegano de la noche a la mañana, hay que seguir un proceso de transición. Hay que eliminar alimentos e incluir otros en la dieta. No solo se realizan cambios en la alimentación, también hay que incluir esos cambios en la lista de la compra, en las recetas de cocina, en los restaurantes…

Cambiar a un estilo de vida vegano no es fácil, pero tampoco imposible. Simplemente hay que asegurarse de cubrir todas las necesidades nutricionales. A través de internet se pueden conseguir una gran variedad de riquísimas recetas veganas. Pero si se tienen dudas y resulta difícil la transición, siempre  se puede acudir a un nutricionista.